El verano está a la vuelta de la esquina. Cuando llega el buen tiempo siempre nos preocupamos por proteger nuestra piel de los rayos UV. ¿Pero qué pasa con nuestro cabello? Sol, calor, sal, cloro…Nuestro cabello sufre también todas estas agresiones. Si quieres presumir de una melena espectacular y proteger tu cabello del verano, ¡toma nota!

Corta por lo sano y sanea tus puntas

Antes de irte de vacaciones, sanea tu cabello. Si llevas el cabello largo corta las puntas que estén deterioradas. Tanto antes como después de verano, hace falta acudir a nuestra peluquería de confianza y cortar las puntas. Normalmente, tan sólo será necesario cortar un par de centímetros, lo justo para solucionar el problema de sequedad o puntas abiertas. Lo ideal es hacerlo cada 2 o 3 meses, aunque si abusas de tintes, planchas y tratamientos que castiguen al pelo, quizás lo hagas con más frecuencia. 

Protégelo de los rayos UV

Siempre escuchamos hablar de los rayos UV… ¿Qué son exactamente? Son rayos invisibles que forman parte de la energía que viene del sol. Hay tres tipos de rayos UV,  identificados con una tercera letra, A, B, o C , dependiendo de su longitud de onda, aunque los llamados UVC no llegan a la superficie terrestre. Los rayos UVA son los que llegan hasta nosotros, y su efecto se nota en nuestra piel y nuestro cabello, pues son los responsables de que la piel tome un color bronceado. Durante la temporada de calor, los rayos UV que emite el sol pueden dañar tu cabello severamente. Entonces debes cuidar y proteger tu cabello del verano y de los rayos UV con productos para proteger el cabello del sol.

Seca tu cabello al aire libre para proteger tu cabello del verano

Para no dañar más de lo necesario tu melena, evita en verano el excesivo uso del secador, la plancha y las tenacillas para darle un respiro a tu pelo. Y si lo haces, aplica un protector térmico para poner a salvo la fibra capilar. Nosotras te recomendamos apostar por un champú y un acondicionador adecuado según tu tipo de cabello. Y utilizar una mascarilla reparadora e hidratante para aplicar de una a dos veces a la semana de medios a puntas.