El cabello fino posee algunas particularidades con las que es necesario acomodarse en el día a día: es plano, frágil, no tolera cualquier champú y es más difícil de peinar. Un cabello fuerte y saludable es indicio de buena salud. Si tu cabello se rompe con facilidad, es urgente tomar medidas para que se recupere. En este artículo te explicaremos lo que debes hacer para mejorar el cabello muy delgado y frágil.

Elegir los productos adecuados

El primer paso es sin duda elegir los productos adecuados. ¿Quieres conseguir volumen y darle más cuerpo a tu melena? Nosotros recomendamos la línea Full de Living Proof, que se compone de diferentes productos: spray, acondicionador, champú y crema. Lo mejor de esta gama es que no aporta peso al cabello y ayuda a mantener tu melena luminosa, sana y con un volumen 100% natural. Si notas que tu cabello no es solo fino, sino también seco y apagado, entonces deberías apostar por la línea Restore, que repara el cabello que está más dañado y que necesita hidratación. Tu melena estará mucho más domable y es el ideal para ti si necesitas recuperar y mejorar la calidad de tu melena.

¿Cuál es el corte ideal para mi?

Tener el cabello fino no es sinónimo de una melena pobre y escasa: tu cabello es fino cuando se enreda, se rompe y se encrespa con facilidad. Lo ideal es elegir un corte que se adapte a nuestro cabello y no luche contra él. Todos los cortes que no necesiten trabajarse y mantienen su forma después del lavado: garçon, una melena midi, un bob corto. Debemos evitar en lo posible las melenas extra largas. Es más probable que nuestro cabello luzca aún más lacio y sin volumen, dando la sensación de falta de densidad capilar.

Tratamientos a realizar en nuestro salón

En nuestro salón, contamos con diferentes tratamientos que te ayudan a darle fuerza a tu cabello. ¿Sabes lo qué son los tratamientos biomiméticos? Estos tratamientos se basan en combinar moléculas patentadas con la biomimética (ciencia que estudia la evolución de la naturaleza e imita sus procesos para crear soluciones) añadiendo ingredientes naturales activos según las necesidades de cada cabello. Son ideales para restaurar la fibra capilar, aportando hidratación al cabello dañado, debilitado, quebradizo y deshidratado. Además, previene la rotura y la aparición de puntas abiertas.